C/ Constitución 2, Torre 3A-1º - 19003. Guadalajara

949 25 41 02 - tecnoiuris@tecnoiuris.es

Menú superior

Blog Derecho & Tecnología

¿Tienes o quieres un dron? Ten en cuenta el marco legal que regula su uso

17
mar '16

Hace unos meses compartíamos un artículo sobre los nuevos riesgos y retos jurídicos que nos sobrevuelan, haciendo hincapié en los drones. Vehículos aéreos no tripulados en pleno auge tanto a nivel de uso personal como con fines industriales y comerciales. ¿Puede utilizarlos cualquiera? ¿Cuáles son sus limitaciones? El marco jurídico comienza a definirse, y por eso hoy vamos a hacer un repaso del estado actual de la legalidad que afecta a los drones.

drones-legalidad-tecnoiuris-web

Las condiciones propias para poder utilizar (quién puede hacerlo, cuál es su responsabilidad, sus fines…) y los sensores o tecnologías que pueden o no utilizar generan una serie de preguntas que son un reto para el sistema jurídico, que intenta como puede establecer un marco legal para regular estos dispositivos y su uso.

Marco legal que debe adaptarse a la innovación y la tecnología, que como siempre avanza más rápido que la legislación. Con todo –y a pesar de todo-, existen una serie de consideraciones legales que ya deben cumplirse. Probablemente cambiarán con el tiempo, pero hoy en día esto es lo que hay que tener en cuenta sobre el uso de drones desde el punto de vista legal.

1. La AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), establece que solo son drones los vehículos aéreos utilizados con fines comerciales o profesionales. El resto legalmente son aeronaves destinadas al ocio.

2. Las aeronaves utilizadas por particulares, y por tanto con fines recreativos, deben volar fuera de núcleos urbanos y por debajo de los 120 metros, y si existen, en zonas habilitadas para ello, como por ejemplo zonas de vuelo de aeromodelismo, zonas despobladas, etc. Por supuesto no pueden utilizarse con ánimo lucrativo ni comercial.

3. En todo caso, en caso de accidente el responsable es el piloto.

4. El dron siempre debe ser visto por el piloto, a un máximo de 500 metros de distancia y no más de 120 metros de altura, y por supuesto fuera de espacios aéreos controlados.

5. Vuelos o acciones temerarias como volar sobre zonas urbanas, aglomeraciones de gente, volar de noche o poner en peligro a terceros, puede acarrear multas de hasta 225.000 euros.

6. El usuario debe contar con un permiso de piloto de drones, para lo que debe ser mayor de 18 años; tener el certificado médico de clase LAPL o Clase 2 (para drones de más de 25 kilos); acreditar que se poseen los conocimientos teóricos para obtener una licencia de piloto y, por último, acreditar que se tienen conocimientos suficientes de la aeronave y de como pilotarla.

En esencia estos son los puntos legales fundamentales que hay que tener en cuenta, como decíamos anteriormente en cada Comunidad Autónoma puede existir un reglamento específico para regular el uso de estas aeronaves.

Si tienes alguna duda, puedes preguntarnos, estaremos encantados de ayudarte. ¡Feliz vuelo! 

Si te gusta, compártelo:

Etiquetas: